Las áreas protegidas fuente de riqueza y desarrollo para Guatemala

Vota este articulo
(10 votos)

Con menos del 0.5% de la extensión terrestre del planeta, Guatemala, junto con Belice y los estados del sur de México, poseen entre el 7 y 10% de todas las formas de vida conocidas y el 17% de todas las especies terrestres (IARNA 2006) . Esta diversidad biológica es fundamental en la provisión de bienes y servicios naturales. Las áreas protegidas aportan beneficios valiosos a Guatemala y a quienes habitan cerca de ellas:

UnoEstabilizan las funciones hidrológicas, para evitar inundaciones y tener agua en época seca. UnoContribuyen al mantenimiento de la calidad de vida de las poblaciones cercanas, a través de la provisión de madera, agua, especies silvestres alimenticias y medicinales, entre otros.
UnoProtegen los suelos para evitar la pérdida de nutrientes y mantener oportunidades de conseguir cosechas saludables. UnoPromueven el turismo y la recreación sobre la base del uso, goce y disfrute del patrimonio natural y cultural, a la vez que procura su conservación.
UnoContribuyen a la estabilidad del clima, reduciendo la incidencia de plagas. UnoProveen facilidades para la educación, la investigación y el control ambiental.
UnoFavorecen la reducción de los efectos del cambio climático. UnoPreservan valores culturales incluyendo la práctica de la espiritualidad maya y el conocimiento tradicional de uso de la biodiversidad.
UnoConservan recursos renovables indispensables para el mantenimiento de la vida, en especial del ser humano. UnoFortalecen y promueven el orgullo nacional y el valor patrimonial en los y las guatemaltecas.
UnoProtegen recursos genéticos para posibilitar el mejoramiento de cultivos de interés económico y contribuir a la seguridad alimentaria del país.
UnoPreservan pies de cría y su hábitat, como reservorios poblacionales para permitir la pesca en agua dulce.